La noche de este pasado sábado, 3 de agosto, se complicó para dos chicos latinos que intentaron entrar en una discoteca de Sant Quirze del Vallès (Barcelona). Según ha explicado uno de ellos, fueron a la discoteca Waka Sabadell y no los dejaron entrar. Marcos y Matías hicieron dos veces la cola para entrar, y siempre según la versión de ellos, no los dejaron entrar por ser latinos.

Bofetadas y patadas

Después de haberles prohibido entrar en dos ocasiones, cuando otros días sí que habían podido entrar, intentaron acceder a la discoteca saltando por unas vallas de la parte de detrás. Las cámaras de seguridad los pillaron y varios porteros los pararon. Fue aquí cuando empezó una agresión salvaje que un amigo de ellos pudo grabar.

En las imágenes, en dos grabaciones diferentes, en las cuales ha podido acceder ElCaso.com, se ve cómo los porteros dan una bofetada a uno de los chicos y después les hacen caer al suelo con mucha violencia. Cuando están en el suelo, los porteros dan puntadas a pie a los chicos y finalmente los retiran de la zona.

Marcos también ha denunciado que los porteros golpearon los dos chicos con la defensa extensible, dejándoles heridas en la espalda.

Sin respuesta por parte de la discoteca

ElCaso.com ha intentado conseguir, sin suerte, la versión por parte de la discoteca Waka Sabadell. De momento, los responsables de esta discoteca del Vallès no han dado explicaciones.

Los dos jóvenes agredidos, que después del incidente se marcharon de la discoteca, no han presentado denuncia a los Mossos d'Esquadra por esta agresión que han grabado las cámaras. En sus explicaciones el joven acepta "el error" de haberse colado en la discoteca pero encuentra fuera de lugar la reacción de los porteros.