La factura energética lleva subiendo meses y a pesar de los pequeños descensos puntuales, vuelve a aumentar a toda España. No obstante, pocos casos como lo que tuvo que pagar una pequeña pastelería de Navarcles (Barcelona) son tan esperpénticos: casi 10.000 euros de luz de un mes. Concretamente, 9.718,90 euros en octubre, cuando la tarifa máxima del establecimiento Nou Burjons nunca ha superado los 1.000 euros mensuales en electricidad, según ha denunciado el propietario, Jordi Gonzàlez, en El món a RAC1. Por ello, el pastelero ha contactando con Iberdrola, con el fin de aclarar un caso surrealista y, por los beneficios del negocio, imposible de pagar sin pérdidas o deudas.

La compañía eléctrica sorprendida de la factura de la luz y culpa a la distribuidora

"Cuando recibimos la factura, fuimos físicamente a las oficinas de Iberdrola y nos dijeron que no lo entendían, pero no nos dan respuesta, solo que lo están estudiando", ha explicado al programa de la radio del Grupo Godó el propietario del negocio de Navarcles. De hecho, Jordi es pastelero desde los 17 años, una larga carrera profesional si tenemos en cuenta que ahora tiene 63, y nunca había visto una factura como esta. De hecho, tanto a él como a su mujer, Teresa, les han recomendado que paguen mientras estudian el error, porque sino les pueden cortar la luz, lo que provocaría que no pudieran seguir elaborando pasteles.

Por otro lado, Iberdrola los habría dicho que hace meses que han realizado lecturas estimadas porque Fecsa Endesa, que es la distribuidora, no les han hecho llegar, por lo que el importe correspondería a una compensación por facturas más bajas los meses anteriores. Sin embargo, les aseguran que no sería de casi 10.000 euros. Jordi irá el próximo lunes en la oficina de Iberdrola en Manresa (Barcelona). Allí espera que revisen las facturas y puedan encontrar una solución a este descalabro de dinero que supuestamente habrían utilizado en electricidad en este pequeño negocio de Navarcles.