Hace una semana que toda España vive con el corazón en un puño por la historia de Olivia y Anna Gimeno Zimmermann, a las niñas de 6 y 1 años que su padre, Tomàs Gimeno, ha secuestrado en Tenerife. El hombre se despidió de la madre y le dijo que no las volvería a ver nunca más y después la Guardia Civil encontró el barco del padre a la deriva, sin nadie en el interior.

Si bien todo hacía pensar en lo peor, los investigadores han podido saber que la sangre que se había encontrado en el barco era de él y no de las niñas y que Tomàs Gimeno había retirado 50.000 euros de sus cuentas corrientes, un hecho que hace pensar que la huida estaba planeada desde hacía tiempo y que, hoy por hoy, no tiene intención de matar a las niñas.

La Guardia Civil pidió este fin de semana una orden de búsqueda internacional contra el hombre, con la sospecha de que hubiera huido en el Marruecos con las dos criaturas. De momento, a pesar de la colaboración internacional, no se han podido localizar.

Vídeo de las dos niñas grabado por su madre

La madre de las dos niñas -Olivia, la mayor, y Anna, la pequeña-, sigue con la búsqueda de las criaturas y este martes ha publicado un vídeo de las dos para ayudar en la difusión de las imagen de las pequeñas y conseguir poder localizarlas. En el vídeo se puede ver a las dos niñas secuestradas hace pocos días, haciéndose caricias y besos entre ellas.

El vídeo fue grabado por la madre días antes del secuestro, presuntamente, por parte del padre. Después de una semana parece que la amenaza del padre se está cumpliendo y de momento nadie sabe dónde se esconde él y las dos niñas.

Sigue la búsqueda de las dos niñas, ahora en el mar

La Guardia Civil ha informado de que la investigación apunta hacia Marruecos y que este martes también se han intensificado los medios de búsqueda de las dos niñas en la zona sur de la isla y al mar.