Carolina, la niña de 5 años encontrada muerta en Logroño, habría sido asfixiada presuntamente por su madre, Adriana. Justo después, la mujer se habría intentado suicidarse, cortándose las venas y tirándose por la ventana.

A punto de suicidarse

Los hechos han tenido lugar esta mañana en el hotel Los Bracos de Logroño. A raíz de la alerta de un vecino y de una mujer que paseaba por la calle, la policía ha encontrado a Adriana, de 36 años, sentada en la ventana de la habitación del hotel con cortes en las muñecas.

Cerca de ella estaba Carolina, su hija de 4 años, muerta y tapada con una manta. La mujer ha sido trasladada al centro de urgencias del hospital San Pedro de la localidad para recibir asistencia psicológica, ya que sufría un cuadro de ansiedad.

Asfixiada

La policía ha iniciado una investigación para aclarar los hechos. La principal hipótesis es que la madre habría asfixiado a su hija, según informa Telecinco, y después se habría intentado suicidar cortándose las venas y tirándose por la ventana.

Esta hipótesis se refuerza con el hecho de que Adriana dejó cartas de despedida a sus familiares y no entregó la niña a su padre a la hora establecida por el régimen de visitas.

De hecho, el padre denunció la desaparición de la niña en la comisaría de la Guardia Civil de Haro porque no era la primera vez que la madre secuestraba a la niña. Los padres de Carolina estaban en proceso de separación desde hacía tiempo y tenían una relación problemática.

Ahora, la policía busca a la abuela de la niña, desaparecida desde el domingo por la tarde, con la cual Adriana se registró en el hotel. Su testimonio puede ser clave para averiguar qué pasó en esta habitación de hotel.