¿Quién dijo que la altura es un gran atributo? Bombel, el caballo más pequeño del mundo, ha demostrado que, a veces, vale más la pena mirar el mundo desde abajo y ha ganado fama internacional gracias a sus patas cortas.

Este animal mide 56,7 cm, poco más de 10 pies. Nacido y criado en una granja de Łódź, en Polonia, el caballo sustenta el récord Guiness por ser el más pequeño.

Más pequeño que un caballo mini

Bombel mide 39,5 cm menos que los considerados caballos en miniatura, de acuerdo con la American Miniature Horse Association.

Este caballo es de la raza Apalusa, que se distingue por su pelaje de manchas. Criado en una granja y rodeado por otros caballos de tamaño convencional, Bombel es un semental con "una personalidad enorme y un gran corazón", según sus propietarios.

"Nos ha cambiado la vida"

El matrimonio Zielińskas, dos criadores de caballos profesionales, adoptó a Bombel el año 2014, cuando solo tenía dos meses. Entonces ya vieron que era sensiblemente pequeño, aunque sus padres eran de medida normal.

"Pensábamos que pasaba alguna cosa con él. Cuando empezó a crecer, vimos que no lo hacía como se suponía", aseguran. Y continúan: "Nos ha cambiado la vida completamente, porque nos permite ayudar a otras personas y hacer felices a los niños", dicen.

Poca altura pero grandes acciones

Bombel visita una vez al mes un hospital infantil local. Allí, el caballo ayuda a amenizar el día de los pequeños pacientes y les da apoyo emocional.

Cuando entra por las puertas del centro médico, Bombel provoca reacciones polarizadas: mientras que los niños lo adoran, los adultos se preguntan qué tipo de animal es, interesados y sorprendidos.

Ahora este pequeño caballo, que ya tenía su fama ganada en el ámbito local, ha saltado al conocimiento mundial y levanta bastantes más pasiones de lo que mide.