El incendio del Empordà, en la zona del Cap de Creus, entre los términos municipales de Llançà, Port de la Selva y Selva de Mar, hace más de 24 horas que está quemando fuera de control. El incendio sigue activo, pero con la previsión de que los Bomberos de la Generalitat estabilicen todo el perímetro a lo largo de la noche. Los desalojados, unas 350 personas, podrán volver a su casa a medianoche, después del avance positivo de las tareas de extinción, tal como han asegurado los Bomberos esta tarde desde el centro de mando avanzado que han instalado en Llançà.

El incendio sigue activo, pero los Bomberos optimistas

Técnicamente está activo, recalcan a los Bomberos, aunque parece que los efectivos de emergencia ya le han podido poner el pie en el cuello. Los Bomberos y los Agentes Rurales han informado esta tarde que el incendio está la fase de estabilización, pero de manera "inestable", dado que en torno al 60 o el 70 por ciento de su perímetro lo está "de manera muy precaria".

Incendio Llançà y el Port de la Selva / EFE

Decenas de Bomberos siguen luchando contra el fuego al Empordà / EFE

Esta situación responde, han explicado los Bomberos, a la orografía, que impide llegar por el suelo en algunas de las zonas que todavía queman sin control, sobre las cuales solamente se puede lanzar agua desde el aire, lo cual facilita que se vuelvan a crear "pequeños incendios" en el contorno del fuego. Los medios aéreos se retirarán a las nueve y media, cuando se marche el sol.

Los desalojados podrán volver a casa

Con "cautela", los jefes de los Bomberos afrontan una segunda noche contra las llamas que podría dejar, mañana por la mañana, el incendio estabilizado. Este escenario positivo ha llevado a las autoridades a permitir, a partir de las 00:00 horas de esta noche, que puedan volver a su casa la mayoría de las personas desalojadas ayer, entre ellas las residentes en las urbanizaciones de Santa Isabel, Beleser, Mora y las Moras, Perebeua, y los 120 clientes del camping Puerto del Valle.

Por el contrario, seguirán confinados los vecinos del Valle de Santa Creu, el monasterio de Sant Pere de Rodes, la urbanización de Mas Ferrer y Selva de Mar. También a partir de la medianoche se volverá a abrir al tráfico la carretera GI-6012, que enlaza Llançà con Port de la Selva, después de recibir la autorización por parte de los Bomberos de la Generalitat.

Condiciones favorables para los Bomberos

Santi Lleonart, jefe de extinción de los Bomberos en Girona, ha concretado que habrá que dejar pasar la noche para ver si la tramontana se calma y baja de intensidad, y las humedades relativas son "favorables" a los Bomberos. Si estos tres factores no varían y se cumplen las previsiones, serán una carta a favor de los equipos de extinción.

"Esperamos que la zona se enfríe y permita atacar puntos calientes", ha subrayado. "Pero tenemos que dejar pasar la madrugada para ver si podemos calificar el incendio de estabilizado y, en algunas partes, controlado", ha explicado Lleonart desde el centro de mando, en una intervención con los medios de comunicación este sábado por la noche.

El perímetro del incendio no ha crecido

El perímetro del incendio no ha crecido y sigue siendo de unas 420 hectáreas. La mayoría, del Parque Natural de Cap de Creus a los términos municipales de Llançà, Port de la Selva -quien se ha llevado la peor parte, con 294 hectáreas quemadas- y Selva de Mar.

🔴🔥 Seguimiento del incendio del Empordà, en directo: minuto a minuto, imágenes y últma hora