Esta noche y madrugada ha sido movida en Olivella, en el Garraf (Barcelona). Tres agentes municipales del pueblo recibieron el aviso de un incidente en uno de los domicilios del municipio, la alerta avisaba de un posible caso de violencia machista, por los gritos que habían oído a unos vecinos. Cuando los vigilantes municipales llegaron al lugar se encontraron una pareja, una mujer de 30 años y un hombre de 60, con que se estaban peleando, tirándose objetas y agrediéndose en la calle del Cel, de una de las urbanizaciones de este municipio.

Cuando los vigilantes quisieron reducir al hombre que estaba agrediendo a la mujer, ella misma atacó a los guardias municipales, para evitar la detención de su marido. Uno de los agentes recibió golpes y arañazos. Finalmente, la mujer fue detenida por los Mossos d'Esquadra por un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Fueron en ayuda suya y acabó detenida por haber agredido a agentes de la autoridad. Pero no se acabó aquí.

El hombre intenta matar a los vigilantes con un machete

El hombre entró en su casa y salió armado con un machete, que mostró y también utilizó para atacar a uno de los guardias municipales. Uno de los agentes, sin embargo, hizo uso del gas pimienta para intentarlo disuadir, hecho que hizo retroceder al hombre, que se parapetó en el interior de su casa.

Los Mossos d'Esquadra rodearon la casa, también con la colaboración de equipos del ARRO, pero finalmente se escapó hacia una zona boscosa, donde se perdió. Durante la noche los Mossos d'Esquadra han negociado con uno de los patriarcas con el fin de facilitar la entrega del hombre que se había escapado. En torno a las ocho de la mañana se ha presentado en su casa y ha quedado arrestado por un delito de tentativa de homicidio. El hombre y la mujer, los dos de nacionalidad española, serán entregados al juez de guardia mañana sábado.

Los vigilantes piden más herramientas

La Asociación de Guardias, Agentes y Vigilantes Municipales de Catalunya ha lamentado los hechos y ha asegurado que este septiembre ha habido varios casos de violencia machista por todo Catalunya donde han tenido que intervenir "con medios de defensa mínimos". El colectivo reclama "herramientas jurídicas y físicas", como pistolas tipos Taser, para poder actuar, después de los graves hechos de esta noche en Olivella.