Diddy y Carme son los dos jóvenes de 20 y 21 años que han muerto intoxicados en una masía de L'Espluga de Francolí (Tarragona). En ElCaso.com hemos averiguado más detalles sobre los dos jóvenes.

Mueren dos jóvenes intoxicados en L'Espluga de Francolí

Dídac Bueno Moreno, conocido popularmente con el sobrenombre de Diddy y Carme Marsal Bueno, eran dos chicos de 20 y 21 años que estudiaban el grado de Inglés en la universidad Rovira y Virgili de Tarragona. Dídac era de La Canonja (Tarragona) y estaba en el primer curso y Carme, de Montblanc (Tarragona), estaba a punto de acabar la carrera, ya que se encontraba en el cuarto curso.

Carme Amigó Marsal / Facebook

Carme Amigó es una joven de 21 años que ha muerto intoxicada en L'Espluga de Francolí (Tarragona) / Facebook

Dídac y Carme decidieron pasar la noche del viernes al sábado en una masía de L'Espluga de Francolí (Tarragona), propiedad de la familia de ella. El sábado, sus amigos se empezaron a preocupar, ya que no contestaban a los mensajes y sabían que estaban en el interior de la masía. Finalmente, un amigo avisó a Emergencias, ya que vio a la pareja inconsciente en el interior de la vivienda.

Dos estudiantes de la universidad Rovira i Virgili

Cuando llegaron los médicos, pudieron comprobar que Dídac y Carme estaban en parada cardiorrespiratoria y, a pesar de los intentos por salvarlos, acabaron muriendo. ¿El motivo? Se intoxicaron con monóxido de carbono por culpa de un generador eléctrico en mal estado. La muerte de esta pareja ha causado gran conmoción en La Canonja, en Montblanc y en la universidad Rovira i Virgili y, cuatro días después de los hechos, sus amigos y familiares todavía no dan crédito a los hechos.

Dídac Bueno Moreno / Facebook

Dídac era un chico de 20 años de La Canonja (Tarragona) que ha muerto por intoxicación de monóxido de carbono / Facebook

Dídac era un aficionado de la música

Dídac era un aficionado a la música, concretamente al hip-hop y al trap y, de hecho, tenía un grupo de música, Young Souls, formado por él y tres jóvenes más, que no han dudado en mostrar su conmoción en las redes sociales: "No puedo parar de pensar en todos los momentos que hemos pasado. Solo de recordar tu sonrisa se me pone la piel de gallina. No me puedo creer que te hayas ido y que no me haya podido despedir de ti", dice uno de sus amigos.

Intoxicación por monóxido de carbono en Andorra

Desgraciadamente, no es la primera vez que dos jóvenes mueren intoxicados por monóxido de carbono y, de hecho, hace unas semanas dos jóvenes murieron en las mismas circunstancias en Andorra: el generador eléctrico de una estufa estaba en mal estado y los encontraron muertos en el interior de la borda, hecho que causó gran conmoción en el Principado, ya que eran dos personas muy queridas en Andorra.