Un joven de 21 años y de nacionalidad española ha provocado una gran alarma y el caos en el aeropuerto de Munich, en Alemania. Un error del chico, que estaba haciendo escala entre Bangkok y Madrid, ha obligado a cancelar casi 200 vuelos en uno de los aeropuertos más importantes de Europa.

El incidente se ha producido este martes por la mañana, cuando el joven ha llegado al aeropuerto procedente de Bangkok después de pasar las vacaciones en Tailandia, y tenía que coger un segundo vuelo que lo tenía que llevar a Madrid. Al salir del aparato, el chico ha ido al lavabo y, al salir, había perdido el grupo de viajeros que habían salido del avión con él.

Después de eso, el joven habría empezado a andar en dirección equivocada hasta encontrar una puerta, y ha apretado el botón para abrirla. La puerta, sin él saberlo, daba a la zona internacional de acceso restringido, sólo accesible a los viajeros que ya han pasado por el control de seguridad.

El aeropuerto, desalojado: 20.000 pasajeros afectados

La acción del chico ha hecho saltar todas las alarmas, porque alguien que no había pasado por los controles de seguridad de la Unión Europea se había plantado a la zona Schengen. El protocolo de seguridad ha obligado a desalojar parte de las dos terminales del aeropuerto: todos los viajeros que se encontraban han tenido que salir, y no han dejado pasar los que había fuera.

También se ha tenido que hacer una inspección porque no se podía descartar que se hubiera introducido algún elemento peligroso y no permitido.

Hasta 190 vuelos han tenido que ser cancelados, y la normalidad ha tardado varias horas en volver al aeropuerto. El chico ha sido detenido y, a pesar de reconocer que ha sido un error y que no tenía ningún tipo de intención de provocar todo este alboroto, ahora se enfrentará a consecuencias penales. Según la policía, el joven está "horrorizado" por la alarma que ha causado, y que ha afectado a unos 20.000 pasajeros.