Un cartero de Royal Mail, una empresa de servicio postal del Reino Unido, ha sido despedido después de 28 años en la empresa por llegar un minuto tarde a una entrega especial.

El cartero tenía que entregar el paquete a un banco a las 13.00 horas. Aunque llegó al lugar a las 12.56 horas, afirma que tuvo que hacer cola mientras atendían a unos clientes, por lo que el empleado de la entidad no estampó su firma en el formulario de recibo hasta las 13.01 horas, informa Kent Live.

El hombre asegura haber entregado a tiempo 1.500 envíos especiales a lo largo de su carrera

 

El hombre fue despedido después de ser acusado de "conducta grave" con relación al incidente, que ocurrió el 12 de septiembre de 2018.

Lockyer, quien asegura haber entregado a tiempo alrededor de 1.500 envíos especiales a lo largo de su larga carrera, recurrió su despido. Sin embargo, el tribunal no le dio la razón después de constatar que había violado las normas laborales en dos ocasiones y había sido advertido de que cualquier otra infracción conllevaría el despido.