Tres familias han logrado llevar ante el juez al hombre de cuarenta años que se masturbó delante de cuatro niñas en un parque de Gijón a mediados de 2017. El pedófilo se sienta esta semana en el banquillo de los acusados por un delito de exhibicionismo y el fiscal pide un año de prisión, además de una orden de alejamiento de las víctimas y del espacio en el que se produjo el incidente.

Dos colegios

Los hechos tuvieron lugar el 6 de mayo de 2017 en una zona verde conocida como El Parquecito, en el barrio gijonense de El Coto. Este espacio entre las calles Leopoldo Alas y Lope de Vega acostumbra a estar frecuentado por niños debido a su proximidad con el Colegio Público Ramón de Campoamor y el Instituto de Educación Secundaria Calderón de la Barca.

Poco antes de las seis de la tarde, cuatro niñas que jugaban en el parque se percataron de que había un hombre en una zona cubierta formada por unas columnas que las miraba fijamente. Según el fiscal, el acusado les mostró los genitales y empezó a masturbarse delante suyo.

Diez días

Las menores contaron lo sucedido a sus padres y las familias afectadas decidieron denunciar los hechos en comisaría. Según informa El Comercio, el hombre fue identificado y detenido por los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) al cabo de diez días. El arrestado -un vecino de Gijón de cuarenta años- tenía antecedentes por un delito similar ocurrido en 2011, cuando le mostró los genitales a una niña de diez años en una avenida de la misma ciudad asturiana.

Alejamiento

Tras quedar en libertad con cargos, el imputado se enfrenta unos trece meses después a una condena de un año de prisión. Además, el hombre no podrá acercarse a menos de 500 metros de ninguna de las tres menores que han llevado el caso hasta el tribunal del Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón ni tampoco podrá volver al parque en el que se produjeron los hechos. En concepto de indemnización, el acusado deberá pagar 200 euros a cada familia por los daños morales.