La policía de Florida ha detenido este jueves a Victor Vickery, a un estadounidense de 30 años, por haber matado a un hombre después de haberle dado una brutal paliza.

Los hechos pasaron en julio del año pasado, en Fort Lauderdale, a los EE.UU. Vickery estaba practicando sexo con su novia en su casa, cuando descubrió a un hombre mirándolos y con los genitales al descubierto.

Lo descubrió mirándolos

Según el informe de detención, Vickery y su novia estaban en el dormitorio cuando oyeron un ruido que provenía de la ventana. Fue entonces cuando el detenido salió corriendo a la calle, y encontró a un hombre, Asaad Akar, de 57 años, parado delante de la ventana y con los genitales expuestos, informa Local 10.

Los dos hombres empezaron una pelea, mientras la novia de Vickery alertaba a la policía. La chica dijo a las autoridades que Akar había atacado primero. Durante la llamada, se la podía oír diciéndole a su pareja que "ya era suficiente".

Murió a causa de la paliza

Los agentes de la policía encontraron a la víctima inconsciente y cubierto de sangre. Fue trasladado al hospital a causa de las heridas que le provocó la pelea con Vickery, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarlo.

Akar murió menos de dos horas después del ataque a causa de un traumatismo contundente en la cabeza y el torso.

No era la primera vez que pillaban a alguien mirándolos

Vickery aseguró a las autoridades que en el pasado ya había tenido que llamar a la policía porque alguien rondaba la casa. Según los agentes, Akar tenía antecedentes por espiar gente.

Encarcelado por dos delitos

Vickery ha sido encarcelado por un delito de homicidio involuntario con una fianza de 100.000 dólares. Además, también enfrenta cargos de abuso sexual por un incidente que tuvo lugar semanas después de la presunta paliza.