Un joven de 18 años de Tarragona ha denunciado que el pasado viernes fue detenido por la Guardia Urbana de Tarragona de manera muy violenta. Según ha explicado él mismo, durante el cacheo y reducción, recibió puñetazos y patadas. Tiene rasguños por el cuerpo, el labio abierto y un diente roto, según ha denunciado en un texto en las redes sociales.

La policía de la ciudad de Tarragona, por su parte, le acusa de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad y de haber herido a uno de los policías. La versión de la policía, difundida en una nota de prensa por parte del consistorio, es que los agentes separaron a los dos chicos, que han argumentado que "sólo estaban jugando", pero uno de ellos se negó a identificarse. Además, también "opuso resistencia a ser cacheado e intentó escapar de los agentes".

El relato: del cacheo en la comisaría

Según el relato del chico, él y un amigo se encontraban estirados en el suelo en la plaza de la Fuente, donde está el ayuntamiento de Tarragona. De repente, asegura, apareció un coche de la Guardia Urbana y bajaron del vehículo "con las defensas extensibles en la mano".

"Nos registraron de malas maneras", asegura. "No nos encontraron nada, ni alcohol ni ningún tipo de sustancia psicotrópica" pero igualmente le pidieron la identificación. El joven, sin embargo, asegura que no quiso entregar el DNI a los policías y fue entonces, y siempre según la versión de él, que "me cogieron entre dos policías y me estamparon contra la puerta del coche policial".

"Me movía y me tiraron al suelo y me inmovilizaron", asegura en el mismo relato. "Una vez en el suelo me dieron un puñetazo en la cara y otro en el ojo; además de un gran número de patadas por todo el cuerpo".

Golpes por todo el cuerpo y sangre en el labio

El chico tenía sangre en el labio y fue trasladado por los policías a un centro médico, ya detenido, con el fin de ser reconocido por un médico. Es el procedimiento habitual cuando se hace una detención. Después, y según explica él mismo, fue trasladado a la comisaría de los Mossos d'Esquadra, que es el centro de detenidos de Tarragona ciudad. De camino, según detalla en su escrito de denuncia, los agentes de la Guardia Urbana de Tarragona lo insultaron.

WhatsApp Image 2019 09 08 at 08.55.58

El joven sufrió varias heridas a raíz de la actuación policial

En libertad

En torno a las 11 de la mañana del viernes quedó en libertad. La policía lo acusa de un presunto delito de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad y de haber herido a uno de los policías. Cuando el caso llegue a juicio, tendrá que dar explicaciones ante el juez.

Heridas

Según el joven, en una exploración médica cuando quedó en libertad, le detectaron una fractura en el diente, lesiones en el labio y también heridas en la espalda y en las piernas. El joven ha denunciado el caso en las redes sociales por conseguir difusión de lo que él considera una "agresión policial". Se desconoce si el joven ha presentado denuncia contra los dos agentes que lo detuvieron.