Una niña de 14 años con discapacidades físicas y mentales habría sido agredida sexualmente por dos compañeros de clase en varias ocasiones y violada por uno de éstos dentro de un autobús escolar en Georgia (EE.UU.).

Abuso sexual continuado

La menor habría sufrido abuso sexual continuado casi a diario entre el 4 y el 20 de abril de 2019, según la demanda presentada por la madre de la menor el pasado martes y tal y como ha informado la cadena de televisión NBC News.

Según ésta, los abusos empezaron el 4 de abril del año pasado cuando un estudiante con necesidades especiales se sentó junto a la chica y le tocó los pechos. Luego, un segundo alumno también se acercó para manosearla.

La obligaron a realizar tocamientos sexuales

Según fueron pasando los días los hechos se repitieron sucesivamente. Estos compañeros obligaron a la víctima a realizarles diferentes tocamientos sexuales y a quitarse la ropa hasta el 20 de abril, cuando uno de los chicos habría cometido la presunta violación.

Sin la intervención del conductor

La madre denuncia que todos estos actos sexuales se produjeron sin la intervención del conductor ya que el autobús tiene un espejo grande de seguridad y vigilancia de audio para que éste pueda supervisar lo que ocurre. Además, el bus cuenta solo con 3 o 4 filas de asientos.

Por tanto, según la denuncia, "los múltiples actos de agresión y violación sexual durante un periodo de casi dos semanas no podrían haberse producido sin el conocimiento o la indiferencia deliberada del conductor”.

No denunció hasta que fue violada

El conductor no denunció ninguna de estas agresiones hasta que la niña fue violada el día 20 de abril, cuando comunicó a las autoridades escolares que había "percibido algo". El conductor fue cesado immediatamente de su puesto y la madre de la niña llevó a su hija a recibir atención médica, donde un médico confirmó que había sido violada. Ahora ésta sufre estrés emocional.