Un pedófilo condenado por haber abusado de 200 menores, fue violado y asesinado por otro preso que quería que sintiese lo mismo que sus víctimas.

Violan y asesinan a un preso pederasta

Los hechos acontecieron en octubre de 2019 pero han trascendido ahora en toda su complejidad de detalles coincidiendo con el inicio este miércoles del juicio contra Paul Fitzgerald, el supuesto asesino de Richard Huckle, preso británico acusado de violar a  200 menores. Ambos estaban finados en la misma cárcel

Caso espeluznante en todas sus vertientes, las investigaciones apuntan a que fue un ataque premeditado y extremadamente violento en el que Fitzgerald violó a Huckle con un utensilio de cocina, lo estranguló con un cable eléctrico y  le metió un bolígrafo por la nariz hasta el cerebro, apunta el diario Daily Mail

Juicio asesinato pedófilo inglés /  Google Maps

Esta semana ha empezado el juicio contra Paul Fitzgerald, preso acusado de violar y asesinar a Richard Huckle, pedófilo que abusó de 191 menores / Google Maps

Abusó de más de 200 menores

Lejos de arrepentirse, Fitzgerald, enfermo de psicopatía y trastornos de personalidad, calificó el asesinato de Huckle como un acto de "justicia poética" que hizo para que "sintiera lo que había hecho". 

No solo eso sino que Fitzgerald admitió que se había divertido mientras torturaba a Huckle y que de haberlo podido hacer, lo hubiera cocinado.

Encarcelado desde 2016, Richard Huckle cumplía 22 condenas de cadena perpetua por haber violado a 191 niños y niñas de entre 6 meses y 12 años, huérfanos residentes en los orfanatos de Malasia y Camboya donde desempeñaba labores de voluntariado.