Los Mossos d'Esquadra todavía buscan al hombre que la madrugada de este Viernes Santo violó salvajemente a una mujer en el tramo final de la Rambla de Barcelona, junto a Drassanes. Fueron los servicios de limpieza de la ciudad que, ya de madrugada, encontraron a la mujer caminando desorientada y gravemente herida.

Mientras la mujer se recupera de las heridas y sigue en estado de shock, la policía sigue recogiendo información con el fin de poder detener al autor. Con los testigos y las imágenes de las cámaras de seguridad se espera poder identificar al hombre y poder detenerlo, tal como avanzó ayer Ser Catalunya.

Orejas arrancadas y golpes por todo el cuerpo

La mujer, de unos 40 años, de nacionalidad portuguesa y vecina de Barcelona fue agredida de manera salvaje. El hombre le arrancó una oreja de un mordisco y le dejó muy malherida la otra. También le rompió un brazo y la parte superior del labio, según ha detallado La Vanguardia este sábado. La mujer presentaba asimismo golpes por todo el cuerpo y heridas con sangre. Los investigadores encontraron la oreja de la chica en la zona donde había sido agredida y se espera que se la puedan reconstruir mediante cirugía en el Hospital Clínic, donde sigue ingresada.

La investigación de los Mossos sigue abierta y se espera que cuando la mujer se recupere y pueda declarar, que todavía no ha podido por el estado en el que se encuentra, pueda dar detalles del agresor.

También según La Vanguardia, la mujer y su agresor podrían ser conocidos, así lo explica la versión de un mendigo de la zona que explicó a la policía que el hombre y la mujer habían estado paseando juntos rato antes y él los vio. Hablaban entre ellos en lengua portuguesa, según este testigo que han utilizado los investigadores de los Mossos para reconstruir los brutales hechos de la madrugada pasada en el centro de la ciudad.

Actualización: A la una del mediodía de este Sábado Santo la Guardia Urbana y los Mossos han detenido al hombre, de 32 años y de nacionalidad marroquí. Más info, aquí.