Un hombre de Barcelona se enfrenta a una pena de prisión de siete años al ser acusado por la Fiscalía de un delito de agresión sexual contra una chica que había conocido en un bar y con quien se liaron.

Según el relato de la fiscalía, que ha investigado los hechos junto con los Mossos d'Esquadra, el acusado, Norberto G.S., conoció con un grupo de amigos a una chica la tarde del 27 de enero de 2018.

Por la noche se encontraron en la discoteca OAK, en la calle Rosellón de Barcelona, y allí siguieron charlando y finalmente los dos se fueron a casa de él.

Agresión sexual anal

Aunque en un primer momento las relaciones sexuales que practicaron tenían el acuerdo de los dos, en un momento dado, cuando ya estaban en la cama, el hombre dijo a la chica que quería hacer sexo anal y ella se negó. El hombre, contra la voluntad de la chica, la violó analmente provocándole heridas.

El hombre siguió con la agresión sexual y violó vaginalmente a la chica, aunque en todo momento ella repetía que no quería. La chica, cuando se pudo liberar del hombre, salió de casa de él "en estado choque y llorando" y pudo ponerse en contacto con sus amigas, que pudieron ir a buscarla en la portería del acusado.

Petición de siete años de prisión

El juicio contra el acusado arrancará el próximo 5 de noviembre al Audiencia Provincial de Barcelona. La Fiscalía lo acusa de un delito de abusos sexuales y piden siete años de prisión y once años de libertad vigilada cuándo salga de la prisión. El hombre ingresó a prisión dos días después de los hechos y salió al cabo de pocos días al pagar una fianza de 20.000 euros.