Un hombre de 65 años ha sido condenado a 14 años y tres meses de cárcel por violar a un niño de seis años y obligarle a practicar sexo con sus dos hermanas. Otra sentencia anterior le condenaba a 15 años de cárcel por violar a la hermana mayor.

Según la sentencia que avanza Diario de Sevilla, el acusado convivió hasta 2014 con un matrimonio y sus tres hijos, dos niñas de 5 y 10 años y un niño de 6.

Otra sentencia anterior le condenaba a 15 años de cárcel por violar a la hermana mayor

 

Tras varios maltratos, los menores pasaron a vivir con la hermana de la madre en un pueblo de Sevilla, donde el acusado les visitaba a menudo y aprovechó que se quedaba a solas con los menores para obligar al niño, que tenía seis años, a desnudarse amenazándole de pegarle con una vara si no lo hacía.

También le obligaba a atar a sus hermanas, mantener relaciones con ellas y observar cómo practicaba él mismo actos sexuales con ellas. En diversas ocasiones, el condenado agredió sexualmente al niño, obligándole a practicarle felaciones.

El fiscal pedía la misma pena para los padres

Durante el juicio, el fiscal pidió las mismas condenas para los padres, pero según los jueces “no consta acreditado que el menor, ni alguna de sus hermanas comunicaran a sus padres el comportamiento que tenía el acusado, ni pidieran a los progenitores que no les dejaran a solas con él”.

El ahora juzgado ya fue condenado a 15 años de prisión por violar a la mayor de los menores y los padres fueron condenados por malos tratos en 2016 aunque la medida de alejamiento interpuesta concluyó en marzo de 2017.