Una joven de 19 años ha sido víctima de su padre durante varios años. La violaba hasta cuatro veces al día y la dejó embarazada en tres ocasiones. Los hechos ocurrieron en la localidad inglesa de Derby.

La joven estuvo a punto de suicidarse

Shannon Clifton vivía con su padre desde los cinco años, después de que este y su madre se separasen. Los abusos comenzaron produciéndose una o dos veces algunos días, pero con el tiempo se sucedieron hasta cuatro veces al día.

La pequeña solía ir al colegio con moratones, pero su padre obligaba a decir que se los había hecho jugando con sus primos. Fue en la escuela, precisamente, donde aprendió lo que la estaba pasando gracias a las clases de educación sexual que recibía.

El padre la dejó embarazada en tres ocasiones

A los once años se quedó embarazada por primera vez. Cuando se lo dijo, la golpeó y con 28 semanas, perdió al bebé. Un año después, la situación volvió a repetirse. La tercera vez que quedó embarazada fue en 2013. La joven recuerda que en ese momento estuvo a punto de suicidarse. Abusó de ella durante el embarazo y amenazó de matar al bebé cuando naciese. A las 39 semanas dio a luz y un año más tarde dio al pequeño en adopción, según explica, para que tuviera una vida mejor.

Condena a prisión

Aunque trató de evitar los abusos en diversas ocasiones terminó por no hacer nada. También lo intentó con súplicas. Entonces él prometió que no volvería hacerlo, pero no tardaba en repetirlo.

En 2015, el padre fue condenado a 15 años de prisión, aunque finalmente le redujeron la condena a 10 años. La joven quiere hacer una nueva vida lejos de su padre al que no quiere volver a ver.  A pesar de terrible historia, ha decidido contarla para tratar de ayudar a otras víctimas.