En Ludvig, un perrito danés de siete años, protagoniza un vídeo viral muy divertido de los que corre internet. El animal, de raza pug, intenta beber de una fuente abierta, pero tiene ciertas dificultades para conseguirlo:

El perro, que se llama Ludvig, intenta beber pero no se da cuenta de que el agua que está intentando lamer es, en realidad, la sombra del chorro de agua que cae del grifo. Según ha explicado Camilla Andersen, la propietaria del animalillo, ya había estado intentando beber de la sombra del agua durante cerca de un minuto antes que lo grabaran. En un momento, sin embargo, se acabó dando cuenta de su error y pudo refrescar.

Un miembro más de la familia

Sea como sea, y a pesar de que su dueña - y buena parte de la red - se ríen de las pocas habilidades intelectuales que parece demostrar, en Ludvig es un miembro mucho querido de la familia y, según su ama, aguanta con estoicismo las gamberradas de sus "hermanos humanos".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mit hjerte smeltede virkelig y dag �������� #bedstevenner#mopsogbaby#elskerdem

En tabla|puesto shared by Camilla Andersen (@camilla_andersen91) donde|dónde

En todo caso, el pequeño Ludvig ha pasado a la historia como el protagonista de una imagen graciosa que nos recuerda que, muchas veces, la realidad y lo que nos enseñan nuestros ojos puede llegar a ser muy diferente.