Un accidente que podría haber tenido graves consecuencias. Un bebé de tres meses cae desde el interior de su incubadora al suelo.

Los hechos pasaron este mayo, en un hospital de Pará, en Brasil. Una cámara de seguridad de la sala muestra la caída del bebé y el gran susto de las enfermeras, que acuden deprisa a auxiliarlo.

Un error de la enfermera

La criatura, una niña de solo tres meses, estaba a la unidad de neonatales del centro médico Maternidade Saúde da Criança por un edema que tenía en la cabeza.

Según muestran las imágenes del vídeo, una de las enfermeras coloca a la niña dentro de una incubadora, pero la bloquea solo parcialmente, dando pie al accidente.

Caída desde una gran altura

El vídeo continúa mientras la bebé, que es inquieta y no para de mover los pies, da patadas a la puerta hasta que la abre. A continuación, la niña rueda y acaba cayendo al suelo, desde donde las enfermeras la recogen deprisa.

Según informa Clarín, la pequeña sufrió fracturas en el cráneo en la clavícula.

La familia pide una compensación

Las imágenes del suceso, que vieron la luz a finales de octubre, se han hecho virales por lo espectacular de la caída.

Los mismos padres de la criatura las dieron a conocer, después de que una orden judicial obligara al hospital a revelarlas. De hecho, la familia de la niña pide una compensación al centro médico por el accidente, que podría haber tenido graves consecuencias.

Por suerte, actualmente la niña está bien y no tiene secuelas de la caída.