Un hombre ha intentado poner un remedio casero a la presencia de cucarachas en su casa. Para conseguirlo llenó la madriguera en la que se escondían con gasolina y un veneno basado en metano y acercó una cerilla.

En el momento de encenderla, se produjo una gran explosión que fue gravada por la cámara de vigilancia.

Los hechos ocurrieron el viernes pasado en el municipio de Eneas Marques, en el estado brasileño de Paraná.

Ni el hombre ni el perro resultaron heridos, según explica O Globo. Lo que sí consiguieron es dañar las tuberías de unos de los baños de la casa.

Según los bomberos, la gasolina y el gas son productos altamente inflamables y nunca deben estar cerca ni en contacto con el fuego.