Un vigilante de un supermercado confundió el termómetro con el espray de alcohol contra el coronavirus y roció a un menor de edad en la cara.

Una confusión peligrosa

La cadena de supermercados Jumbo, en Chile, también ha tomado fuertes medidas contra el coronavirus. Los clientes, antes de entrar tienen que pasar por un vigilante de seguridad que toma la temperatura corporal con un termómetro que apunta la frente. Por un error humano, uno de ellos cogió el espray de alcohol desinfectante en vez del termómetro y apuntó contra un niño en la cara.

Óbviamente, recibir una rociadura de alcohol en la cara puede ser muy peligrosa. La madre rápidamente lo atendió ante la pasividad del vigilante que no hizo nada. Por suerte, no se tuvo que lamentar ninguna consecuencia grave.

Vídeo viral

Las imágenes son de hace más de un mes y medio pero es ahora cuando se han viralizado por todo el mundo a través de Internet. Principalmente twitter y facebook se han hecho eco con los comentarios de muchos usuarios que critican el trato que recibió al niño.