Los Mossos han detenido a dos hombres y denunciado dos mujeres que formaban parte de un clan familiar que distribuía cocaína en patinete a través de una sastrería de El Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Los implicados, tienen entre 28 y 60 años y son de nacionalidad dominicana, paraguaya y española.

La investigación empezó el verano de 2019 y a principios de febrero la policía registró el domicilio del principal investigado y una sastrería donde contactaba con los posibles clientes. Los detenidos ya han quedado en libertad con cargos.

Los agentes localizaron unas ochenta de dosis de cocaína preparadas para distribuirse, droga en otros formatos sin adulterar y varios kilos de sustancias para preparar las entregas. A los detenidos se les imputan delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.

Cocaína desde una sastrería

La investigación arrancó cuando los investigadores de la comisaría de El Hospitalet de Llobregat tuvieron conocimiento que se podría estar traficando con cocaína en un domicilio del barrio de Can Serra de la población.

Los Mossos identificaron a un hombre que mantenía contactos esporádicos con posibles consumidores de sustancias estupefacientes y suministraba dosis de cocaína, de diferentes cualidades, en su vivienda. Además, detectaron que utilizaba un patinete por hacer las entregas.

Descubrieron que el hombre recibía a los consumidores en una sastrería propietario de un familiar ubicada en la avenida de Severo Ochoa del municipio. Según la policía, el propietario de este establecimiento colaboraba en la actividad delictiva que, además, se llevaba a cabo en horario de apertura al público.

Libertad con cargos para los detenidos

Los Mossos detuvieron al principal sospechoso y el familiar que regentaba la sastrería como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. También denunciaron a dos mujeres que habían participado de manera activa para asegurar la actividad. Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de El Hospitalet de Llobregat, y el magistrado decretó su libertad con cargos. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.