Un nuevo terremoto sacude el sur de Filipinas. El seísmo se ha producido en la madrugada de este jueves, en la isla de Mindanao. Se trata de la misma zona donde, hace dos días, otro terremoto de 6,6 dejó ocho muertos y dos desaparecidos.

Este es el tercer terremoto por encima de la magnitud 6 que se produce en la zona en las dos últimas semanas, después del de 6,6 del martes y del de 6,4 del pasado 16 de octubre. En total, ya hay 18 muertos a causa de los seísmos y 600 heridos.

Todos los seísmos se producen en la misma zona

Según ha podido observar el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs), todos los terremotos se han producido en la provincia de Cotabato, en el sur del país. De hecho, el epicentro del nuevo seísmo se sitúa a 28 kilómetros de Tulunan, la ciudad donde se originaron los otros dos.

Las tres víctimas de este jueves han muerto en la localidad de Makilala (Cotabato).

Edificios hundidos

En la ciudad de Kidapawan, muy próxima a la zona, el temblor se sintió con "una intensidad destructora" que hizo desplomar el edificio de un hotel. Por suerte, había sido desalojado con previsión desde el seísmo del martes.

Además, las autoridades han podido localizar y rescatar con vida a una decena de personas, que estaban en una clínica en los bajos del edificio hundido. Según ha indicado un portavoz del Consejo Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres, han sido trasladadas a un hospital.

Aparte, en la ciudad de Davao (donde se encuentra el presidente del país en perfecto estado), un edificio de apartamentos también se ha desplomado parcialmente. Todavía no se sabe si hay víctimas ni cuántas, aunque se sospecha que hay, al menos, cuatro personas atrapadas bajo los escombros

Se pueden producir más terremotos

Desde Phivolcs avisan de que es posible que un terremoto más fuerte se repita en los próximos días. Y aseguran: el de este jueves es totalmente independiente del que se produjo el martes, ya que en vez de haber disminuido de magnitud, ha sido casi la misma.

Zona de riesgo

Los científicos aseguran que hay cinco fallas tectónicas activas en la zona, que es lo que está causando la consecución de terremotos.

Filipinas se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona que acumula en torno al 90% de la actividad sísmica y volcánica del mundo y que sufre unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.