Unas deudas entre compatriotas indios han acabado con un secuestro y torturas en Amposta, en el Montsià (Tarragona). Los hechos se remontan a inicio de mes. Fue el pasado 5 de septiembre que los Mossos d'Esquadra recibieron la denuncia telefónica de un hombre desde de la India que aseguraba que habían secuestrado a su cuñado en Amposta.

Según explicaron desde la India, los raptores se pusieron en contacto telefónico con la hermana de la víctima y le hicieron saber que tenían retenido a su hermano.

Una deuda 10.000 euros

Pedían 450.000 rúpias, unos 10.000 euros, antes del día 9 de septiembre para liberarlo ya que, si no satisfacían el pago, amenazaban con que lo matarían. Para demostrar que realmente lo tenían retenido enviaron a los familiares varias fotografías donde se podía ver en el secuestrado ligado y con varias contusiones.

Los Mossos pudieron saber, gracias a las investigaciones, que los secuestradores que habían podido identificar conocían a la víctima, a su familia y que vivían en la India en pueblos muy próximos y, por otra parte, que el secuestro se había llevado a cabo para reclamar una deuda que la víctima había contraído con uno de los secuestradores.

Justamente es este hombre quien había ideado el secuestro y el 4 de septiembre, con el pretexto de "resolver los problemas que tenían", propuso a la víctima ir a su domicilio. Una vez allí y con la ayuda de tres hombres, lo ligaron y le empezaron a golpear, vejar e insultar.

Torturado durante 30 horas

La víctima fue sometida a vejaciones y agresiones continuas durante casi 30 horas. Los secuestradores lo gravaron con el teléfono móvil y enviaron las imágenes a los familiares con el objetivo de presionarlos para que hicieran efectivo el pago del rescate.

El 5 de septiembre la policía pudo saber dónde tenían secuestrado el hombre pero todo se precipitó. La familia, desde la India hizo un pago parcial de la deuda y los secuestradores liberaron al hombre a las nueve de la noche. Horas más tarde, en un espectacular operativo liderado por agentes del ARRO de los Mossos, asaltaron el piso donde habían tenido el hombre secuestrado y pudieron detener a tres de los cuatro secuestradores.

En la casa donde lo tuvieron secuestrado los policías localizaron varios objetos de la víctima y elementos que acreditaban la participación de los arrestados en el secuestro y las agresiones.

Falta un detenido

Los tres detenidos -de 24, 33 y 36 años y de nacionalidad india- pasaron a disposición judicial considerados los presuntos autores de los delitos de secuestro, lesiones, trato degradante y vejatorio y robo con violencia el domingo 8 de septiembre y el juez decretó ingreso en prisión para dos de ellos y libertad con cargos para el tercero. Los Mossos d'Esquadra todavía mantienen abierta la investigación para intentar cazar al cuarto miembro del grupo que secuestró a este hombre.