Nuevo incidente con armas de fuego este martes en Viladecans, en el Baix Llobregat (Barcelona). Cuando faltaban pocos minutos para las nueve de la noche agentes de la Policía Local de este municipio han intentado interceptar un coche conducido por un hombre que no ha hecho caso a los agentes y ha iniciado una huida por las calles del municipio, desde un polígono hasta la zona de Torre Encarnada. La policía ha hecho dos tiros y la han acabado deteniendo después de un accidente.

Dos tiros en el aire para parar el coche

La persecución se había iniciado cuando los policías habían detectado un Nissan Qasqai parado y mal aparcado, cuando la policía ha intentado hablar con el conductor, no ha hecho caso a los agentes y se ha marchado a gran velocidad del lugar.

Con el fin de intentarlo parar, y según ha podido saber ElCaso.com de fuentes policiales, uno de los agentes, ya en el interior de núcleo urbano, ha hecho uso del arma de fuego para disparar al aire e intimidar el conductor. El hombre no ha hecho caso y ha seguido con su escapada.

Se ha repetido la acción a pocos metros, donde un agente ha disparado un segundo sacado, también en el aire y sin impactar ni contra el coche ni contra el conductor indemne. Ninguno de los dos tiros han servido para poder parar el conductor, que ha seguido hasta que ha tenido un accidente y se ha marchado corriendo. Agentes de la Policía Local finalmente lo han podido detener.

Un hombre marroquí con documentación belga

Según ha podido saber ElCaso.com, se trata de un hombre de unos 40 años, de nacionalidad marroquí aunque llevaba documentación belga. El hombre iba drogado y ha dado positivo en cocaína. Los Mossos d'Esquadra se han hecho cargo de las investigaciones, para saber quién es el hombre, que tiene residencia en un municipio del Baix Llobregat, y también de qué escapaba.

La policía catalana también ha abierto de oficio una investigación por el uso del arma de fuego de los agentes de la policía municipal de Viladecans. Por suerte, a pesar de la espectacularidad de la peligrosa persecución, nadie se hizo daño.