Cuatro ladrones han atracado una pareja en la puerta de una sucursal bancaria en Barcelona. Las víctimas iban a ingresar los 70.000 euros de la recaudación del día de su negocio. En la huida, los ladrones han perdido el dinero que, para sorpresa de los peatones, ha salido volando por los aires.

Granujas de medio pelo

Si fuera una película de Woody Allen, llamaría Granujas de medio pelo y su secuela, Coge el dinero y corre. Los hechos pasaron el lunes pero han trascendido hoy. Cuatro ladrones atracaron una pareja que se dirigía a la sucursal del Banco de Santander del número 53 del Paseo Torres i Bages para ingresar la recaudación del día de su negocio.

Los ladrones debieron tener información privilegiada. Tenían controlados todos los movimientos de la pareja. Sabían que llegarían en coche, que muy probablemente estacionarían en doble fila delante de la sucursal y que bajaría la mujer, propietaria del negocio, con una bolsa donde llevaría el dinero. Fue justo entonces cuando pasaron a la acción.

Se ha recuperado una buena parte del botín

Cuando la mujer bajó del coche, tal como imaginaban, los ladrones, a uno de ellos encañonando un arma de fuego, se abalanzaron y, con mucha violencia, le cogieron la bolsa con el dinero. La suerte para unos, la desgracia para los otros, es que durante el forcejeo, la bolsa se rompió y los billetes salieron por los aires.

Los ladrones huyeron corriendo del lugar de los hechos en un coche plateado del cual más de un testigo tomó nota de la matrícula. La policía trabaja en su identificación y posterior detención. El resto de peatones quedaron azorados delante de la lluvia de dinero. De los 70.000 euros que la mujer iba a ingresar, se han podido recuperar un total de 55.000.