Los Mossos d'Esquadra, con seis equipos de orden público, han intervenido esta mañana en el Raval de Barcelona para desalojar, por orden judicial, a una familia que estaba en un piso de la calle de Riereta, en el distrito de Ciutat Vella.

Tensión en el barrio del Raval de Barcelona

Un grupo de activistas del Sindicato Vivienda del Raval se han concentrado en la puerta para evitar que la comitiva judicial pudiera entrar en el edificio. Varias furgonetas del ARRO de los Mossos se han desplegado a la zona y con el uso de casco, escudos y la defensa policial, han avanzado por la calle hasta que han apartado a los manifestantes, que estaban justo delante de la puerta de la casa donde tenía que entrar la comitiva judicial. Se han vivido momentos de tensión entre los manifestantes y el grupo de protesta.

En un vídeo grabado por el mismo Sindicato, se ve como los agentes del ARRO de los Mossos avanzan y dan porrazos y empujones a los jóvenes para liberar la zona.

Desahucio ejecutado

Cuando la autoridad judicial ha podido acceder al piso, se ha hecho efectivo el desahucio. Según el autodenominado sindicato, se ha echado de casa una familia "en plena pandemia y ola de frío". Desde este grupo contrario a los desalojos, se asegura de que el Gobierno había prohibido los desalojos de pisos durante el estado de alarma, pero que se siguen haciendo.

Han acusado directamente al conseller del Interior Miquel Sàmper y al vicepresidente Aragonès del desalojo y también de las dos muertes por frío que sufrieron dos personas sin hogar este inicio de semana en el centro de Barcelona.