Begoña Arias, la prima del hombre supuestamente decapitado por su pareja en Castro Urdiales (Cantabria), ha hablado ante las cámaras de televisión y ha afirmado que “pensábamos que no iba a volver, pero no así”.

Begoña ha asegurado que fue su marido el que puso la denuncia por la desaparición de su primo, a pesar de que su pareja aseguraba que se había ido de viaje fuera de Cantabria: “siempre sospechamos que pasaba algo malo, él no se hubiese marchado nunca sin decir nada. Le pedimos que mandase mensajes de voz, pero desde ese momento no volvimos a saber nada más de él”.

La mujer le quitó la carne de la cabeza

Mientras, la Guardia Civil investiga si la mujer detenida utilizó algún método para eliminar los tejidos de la cabeza para dejar solo el hueso. Los investigadores del caso tratan de saber cómo la mujer, María del Carmen, pudo matar a su pareja con la que convivía desde hacía siete años, Jesús María, un banquero jubilado que desapareció el pasado 11 de abril y a quien se cree que pertenece el cráneo.

Prisión comunicada y sin fianza

El juez de instrucción decretó, este martes, prisión comunicada y sin fianza para la mujer, que no ha querido declarar ante los agentes de la Guardia Civil que la interrogaron en dependencias policiales antes de ponerla a disposición judicial.