La discusión por un selfie en una góndola acabó con una pelea por las calles de Venecia. Un turista agredió a un gondolero después de intentar sacarse una fotografía con la familia en una de las ilustres embarcaciones sin pedir permiso y sin pagar. El incidente tuvo lugar este fin de semana y algunos usuarios han compartido a través de las redes sociales varias secuencias del enfrentamiento.

Los hechos se produjeron durante el fin de semana en la zona de Mercerie, a medio camino entre Rialto y la concurrida Plaza de San Marcos de Venecia. El turista -un hombre de mediana edad y origen sudamericano- intentaba hacerse un selfie junto a su familia en una góndola. En un momento dado, el gondolero volvió a la embarcación y les pidió a los turistas que bajaran del barco.

Según informa La Nuova di Venezia, el hombre no se tomó bien la reprimenda y empezó a empujar al gondoliere -que le reclamaba que pagara o al menos pidiera permiso- hasta perder el control y propinarle varios cabezazos y golpearle en la cara.

El gondolero que estaba aguantando estoicamente los aspavientos del turista terminó por entrar en el juego y ambos intercambiaron gestos y palabras hasta acabar peleándose. La mujer del ciudadano sudamericano intentó meterse en medio y separarlos sin éxito y tuvo que ser un grupo de otros gondoleros los que acabaran por distanciar a los implicados.