Episodio muy violento en el centro de Molins de Rei, en Barcelona. Este martes un grupo de cuatro personas se han peleado con mucha violencia en esta calle del centro del municipio a plena luz del día.

Tal como se puede ver en este vídeo al que ha tenido acceso ElCaso.com, tres hombres querían agredir a un cuarto individuo. Para hacerlo han utilizado palos y también una hoz. Se trata de cuatro personas que viven en casas ocupadas de esta calle.

Según ha podido saber este medio, en esta calle de Molins de Rei hay tres casas ocupadas, en los números 33, 35 y 46. Si bien una de estas casas está ocupada por una familia sin recursos, en las otras dos, las del 33 y 35, viven un grupo de personas que, según fuentes policiales, tienen antecedentes por todo tipo de hechos delictivos.

Reyerta entre ocupas

Según las primeras investigaciones, la pelea se inició cuando tres de los ocupas intentaron agredir, con palos, a un cuarto hombre por causas relacionadas con algún negocio "ilegal" fallido.

La presunta víctima, que fue atendida en el hospital por un fuerte golpe en la cabeza pero que no ha querido presentar denuncia, se defendió de la agresión con una hoz. Los Mossos han identificado a todos los hombres que participaron en la pelea y que salen en el vídeo: todos son mayores de edad, de nacionalidad marroquí y con un listado largo de antecedentes por delitos contra la salud pública y por robos.

Violencia en Catalunya

En los últimos días ha habido un repunte de violencia en las calles de Catalunya. La semana pasada, en un vídeo avanzado por ElCaso.com, un grupo de personas asaltó un local ocupado en el Carmel, en Barcelona, para echar a un grupo de ladrones.

Este lunes por la noche un grupo de ocupas se pelearon en el barrio de Sants y este martes por la noche los Mossos tuvieron que actuar con agentes antidisturbios en una reyerta multitudinaria en el barrio de la Salut de Badalona. Sin olvidar que el pasado fin de semana un agente de los Mossos d'Esquadra fue atacado por un grupo de jóvenes extranjeros en Premià de Mar. De momento, no hay detenidos.