En torno a las diez de la noche de este domingo un grupo de unas veinte personas, todas de nacionalidad pakistaní, han iniciado una violenta pelea en la rambla del Gorg, en Badalona. Una persona ha resultado muerta y hay tres personas heridas graves.

Según el alcalde del municipio, Àlex Pastor, el enfrentamiento se ha originado por una lucha por el control de la venta de la droga. Se han enfrentado dos grupos de paquistaníes, del Raval y de Badalona, que habían quedado para "matarse".

Los participantes a la pelea, como se puede ver en el vídeo, utilizan todo tipo de armas blancas: cuchillos, machetes, catanas y palos de hierro para zurrarse de manera muy violenta.

Empieza en la calle

La pelea arranca en este punto de la ciudad fuera del metro pero se alarga hasta la estación de la Salud, que es donde uno de los agredidos, un chico joven de nacionalidad pakistaní, acaba muriendo.

Tenía graves heridas al cuello, a la cabeza y a la espalda (imágenes muy duras del rastro de sangre de la pelea, en este vídeo) y el SEM no pudo hacer nada para salvarle la vida. Según fuentes oficiales, hay tres personas heridas graves más.

Pelea muy violenta

En las imágenes a las cuales ha tenido acceso ElCaso.com se ve como el exterior de Gorg la pelea es de mucha intensidad.

armes baralla badalona

Las armas que al Guàrdia Urbana de Badalona ha intervenido a los participantes en la pelea.

Se ve como uno de los agredidos cae en el suelo y como hasta cuatro personas lo golpean con palos y con cuchillos. En algunos momentos de la pelea, tal como recogen las imágenes, se ven violentos golpes y agresiones entre los participantes.

Diez detenidos, todos pakistaníes

La Guardia Urbana de Badalona ha detenido a una decena de personas relacionadas con esta pelea mortal entre Gorg -han participado unas 30 personas- y la Salut y el Área de Investigación Criminal de los Mossos de MetroNord se ha hecho cargo de las investigaciones.

guardia urbana badalona

Los detenidos por la Guàrdia Urbana de Badalona, en el metro.

Según las primeras investigaciones, todo parece indicar que se trata de una revancha entre dos clanes de personas de nacionalidad pakistaní.