Poco rato después del asalto violento que acabó con la vida de una chica de 26 años del Vendrell delante de una discoteca del Port Olímpic de Barcelona cuando le querían robar el móvil este martes por la noche... en la rambla de Barcelona, al centro de la ciudad, se producía una nueva pelea.

A botellazos

En unas imágenes de la pelea, a las cuales ha tenido acceso ElCaso.com, se ve como un grupo de una decena de jóvenes se pelean de manera muy violenta en el tramo final de la rambla de Barcelona.

Como mínimo uno de ellos lleva a la mano una botella de vidrio que utiliza como arma. En este enfrentamiento, uno de los muchos que se han registrado este verano en el centro de la ciudad de Barcelona, donde los robos con violencia se ha disparado en relación el agosto pasado, no hubo heridos graves.

Según han explicado fuentes policiales a ElCaso.com no se ha presentado denuncia por las agresiones y tampoco se ha detenido nadie en relación con esta nueva pelea. Testigos sí que han explicado que la pelea está relacionada, a falta de confirmación oficial, con un nuevo intento de robo.

Un hurto mortal

Un grupo de al menos dos personas intentaron hurtar el móvil de una chica de 26 años la madrugada del martes al miércoles delante de un local de ocio del Puerto Olímpico de Barcelona. El robo acabó de la peor manera posible.

Ella y un vigilante de seguridad resultaron heridos por arma blanca y la chica acabó muriendo después de no poder recuperarse de las heridas que recibió en el pecho. Es la segunda víctima mortal en esta zona de la ciudad de Barcelona.

Un chico muerto de una paliza

Al principio de agosto un chico joven de nacionalidad china también murió en esta zona de ocio. Un grupo de personas de nacionalidad rusa, que todavía no han podido ser detenidos, lo apalearon y acabó muriendo de madrugada en el hospital.

La policía catalana, con agentes antidisturbios, desplegaron un plan de choque en esta zona. Al conjunto de la ciudad de Barcelona este 2019 han muerto quince personas de manera violenta. Los Mossos d'Esquadra han podido resolver cinco de estos crímenes y están investigando el resto. La mayoría, siempre según fuentes policiales, están relacionados con el tráfico de droga pero no tienen relación entre ellos.