Detener a un ladrón en el centro de Barcelona se puede hacer de muchas maneras. Lo puede hacer la policía o las mismas víctimas. Fue lo que pasó el pasado 10 de septiembre, víspera de la Diada, justo en medio de la ciudad de Barcelona, en la plaza de Sant Jaume.

Dos chicos muy jóvenes robaron a un grupo de turistas. Hasta aquí no habría demasiadas novedades. Estos últimos meses los robos en la capital de Catalunya se han disparado un 30% en relación con el año pasado.

Pero la novedad de este caso es que los turistas fueron más hábiles que los ladrones y pudieron atrapar a uno de ellos. Lo tiraron al suelo y lo tuvieron retenido hasta que llegó la policía. Mientras esperaban la llegada de los Mossos no se privaron, como se ve en este vídeo el cual ha tenido acceso ElCaso.com, de propinarle patadas.

Uno de los ladrones se escapó

Aunque uno de los ladrones pudo ser detenido -y dejado en libertad al cabo de pocas horas- uno otro de los ladrones sí que se pudo escapar con el botín que había hurtado a los turistas. No ha trascendido el valor de los objetos robados ni tampoco si el ladrón que aparece a las imágenes denunció a los turistas por las patadas. Un capítulo más de la guerra diaria de los carteristas en el centro de Barcelona.