Momentos de pánico son los que se vivieron, este domingo, a bordo de un avión de United Airlines, que cubría la ruta entre las ciudades estadounidenses de Denver y Orlando.

Durante el vuelo, la cubierta de uno de los motores del aparato comenzó a despegarse hasta prácticamente quedar totalmente arrancada. Uno de los pasajeros grabó el momento.

El avión tuvo que regresar al aeropuerto de origen y realizar un aterrizaje de emergencia. A pesar del estado del motor, la aeronave pudo aterrizar de manera segura. Los viajeros reiniciaron el vuelo hacia Orlando en otro avión de la compañía.