Un joven británico ha recibido una brutal paliza por advertir a la gente en la calle que los trileros estaban estafando. Los hechos sucedieron hace unos días en Benidorm, según explica Información.

La víctima, a pesar de recibir una paliza, no presentó ninguna denuncia

La agresión fue grabada por un turista que después publicó en las redes sociales. En las imágenes se observa como el grupo de trileros agreden con palos y patadas al chico mientras sus amigos intentan defenderlo.

La víctima sufrió heridas en diversas partes del cuerpo y en la cabeza. La Policía pidió a la víctima que fuera a un centro médico para obtener un parte de las heridas y después que acudiesen a comisaría para intentar identificar a los agresores. Sin embargo, la víctima declinó poner la denuncia. A pesar de ello, un juzgado de Benidorm ha interpuesto, una orden de alejamiento a un grupo de trileros, prohibiéndoles acercarse a las zonas más turísticas de la localidad.