El padre detenido por lanzar a su bebé al río Besòs se fue a un bar después de los hechos. Según informa Antena 3 Noticias, el chico de 16 años apareció con la ropa mojada en un establecimiento próximo al lugar en el cual minutos antes había sido sorprendido lanzando a su hijo al agua. Allí le preguntó al camarero si tenía cargador para enchufarle el teléfono y aseguró que le habían robado la maleta y que tenía miedo de que lo mataran.

La grabación de la cámara de seguridad del bar -en la cual ha tenido acceso el mismo medio- muestra al joven en la barra con la ropa mojada esperando que lo atiendan. Esta imagen fue captada instantes después de que el chico fuera sorprendido por varias personas cuando se disponía a enterrar al bebé, momento en que lo lanzó al río. Su padre y abuelo de la criatura se presentó al local y juntos fueron a la comisaría, donde confesó los hechos y fue detenido.

En las imágenes captadas por las diferentes cámaras de seguridad, el joven aparece totalmente empapado y con una toalla colgada del cuello. Según el portal NIUS, el joven entró en el bar muy nervioso y aseguró que le habían robado la maleta en el río. Pidió el teléfono para llamar a un taxi, pero poco después su padre lo fue a recoger.

Los Mossos d'Esquadra han desplegado un espectacular dispositivo para intentar localizar el cuerpo del bebé. La investigación coordinada por la Fiscalía de menores está concentrando los esfuerzos en un radio de 800 metros próximo a una zona de vegetación y en la búsqueda participan un equipo de submarinistas que rastrea el fondo y efectivos de la unidad canina que peinan los alrededores.