Unas imágenes corren como la pólvora desde Londres y ya han dado la vuelta al mundo. Dos mujeres fueron interceptadas en la salida de un supermercado por personal de seguridad y los mismos trabajadores cuando escondían, bajo el tradicional vestido musulmán, una gran cantidad de material que presuntamente habían robado de la tienda.

El incidente fue registrado en un supermercado en Dagenham, en el este de Londres, y hoy varios medios ingleses han difundido las imágenes. Los vigilantes de seguridad, los responsables de la tienda y otros clientes rodearon a las dos mujeres que llegaron a sacar más de veinte productos de bajo la túnica.

Cuando ya sacaron todos los productos presuntamente robados, las mujeres se levantan la vestimenta y quedan casi desnudas para demostrar que ya no llevan más productos.

Se buscan las mujeres

En un primer momento, y siempre según la versión de medios ingleses, el supermercado Asda no denunció los hechos. No fue hasta más tarde, cuando las imágenes se volvieron virales, que se pusieron en contacto con la policía para intentar cazar a las dos mujeres.

En la grabación que ha trascendido se oye como una persona critica a las mujeres y aseguran que "no son musulmanas" si roban. Además de los comentarios que se pueden sentir en el vídeo, las redes sociales también se han llenado de comentarios en contra la acción de estas dos mujeres, criticando que hayan aprovechado la vestimenta religiosa para robar, que es pecado.