Una mujer de 31 años se ha obsesionado con sus pómulos y se ha inyectado ácido hialurónico en casa para tenerlos gigantes.

No se gustaba

Se trata de Anastasiia Pokreshchuk, psicóloga y modelo. Así era hace un año cuando todavía no se había retocado la cara:

Anastasiia Pokreshchuk / YouTube

Así era la joven hace un año cuando todavía no se había inyectado ácido hialurónico en los pómulos / YouTube

Y esta es la nueva imagen de la joven tras inyectarse ácido hialurónico en su casa:

Anastasiia Pokreshchuk actualmente / YouTube

Nueva cara de la modelo Anastasiia Pokreshchuk con los pómulos gigantes que ella quería / YouTube

La joven no se encontraba guapa y ya hacía mucho de tiempo que no se veía bien y no soportaba mirarse en el espejo y, a pesar de algunas operaciones de cirugía estética, nunca quedaba satisfecha con el resultado. Tenía claro que su cara no era perfecta y se le metió en la cabeza que, para conseguirlo, tenía que tener unos pómulos muy grandes y destacados.

Se inyecta ácido hialurónico en casa

Finalmente ha encontrado la 'fórmula perfecta' para conseguir su objetivo: inyectarse ácido hialurónico en casa hasta verse bien. De momento, ya se ha gastado unos 2.000 euros para tener los enormes pómulos que quería.

Feliz con su nueva imagen

Anastasiia es de Ucrania, tiene 160.000 seguidores en Instagram y está encantada de la vida con su nueva imagen. La mujer sabe que no gusta a mucha gente pero ella es feliz con su nueva cara, según publica "Daily Star".

La mujer también se ha retocado los labios y la mandíbula y se ve mucho mejor. Antes, se veía fatal porque, según ella, le resaltaba demasiado la nariz. Finalmente Anastasiia considera que tiene una cara proporcionada.

 

Peligroso inyectarse en casa sin un médico especialista

Los médicos expertos en cirugía estética aseguran que es muy peligroso que la mujer se inyecte ácido hialurónico en su casa sin la supervisión de un especialista.