Unos guardabosques alertaron este miércoles a las autoridades de la peligrosa presencia de un "león de montaña", o más conocido como puma, cerca de una localidad.

Los policías intentaron atrapar al animal como pudieron, pero el puma no paraba de morder a la ayudante del sheriff por todas partes.

La oficial no pudo sacarse de encima al felino y tuvieron que empezar a disparar para intentar asustar al animal para que no provocara un mal mayor.

Los guardabosques del Colorado Parks and Wildlife, en Larimer, gestionan el sistema de parques del estado de Colorado.

Poco después de ver el puma enviaron un mensaje a través de Twitter a las autoridades para pedir la ayuda por la presencia de un animal peligroso, conocido en la zona como "león de la montaña".

La policía lo disparó

Finalmente dos personas resultaron heridas leves después del ataque. El problema surgió cuando el animal escapó hacia una zona poblada, suponía un peligro para los ciudadanos y las autoridades decidieron abatirlo a tiros por el fuerte riesgo que suponía.