Miguel Casañ, un anestesiólogo valenciano, asegura en un vídeo que se ha contagiado de la cepa británica del coronavirus y advierte de que la situación "va a ir a más" y de que se trata de "una enfermedad del demonio". 

Un anéstesiologo contagiado de la cepa británica explica su afección

El testimonio es desgarrador: "He pensado estos días que me moría. He visto la muerte muy de cerca", afirma Francisco Miguel Casañ, un anestesiólogo del hospital Doctor Peset (València). Durante seis minutos, el médico explica su experiencia tras contagiarse de la temible cepa británica de Covid-19. Esta variante es "más agresiva y contagiosa. Nada que ver con la ola de marzo", añade. 

En primer lugar, el médico agradece a las personas que han orado para su pronta recuperación, que sabe "que hace falta". Explica que  es "anestesiólogo en este mismo hospital" y que no se ha contagiado "haciendo ninguna barbaridad". De echo, afirma haber "mantenido todas las medidas de seguridad". Se infectó a través de su hija, que también trabaja en el mismo centro sanitario, de enfermera.

Hospital Doctor Peset / Wikimedia Commons

Un anestesiólogo cuenta su experiencia con la cepa británica de la Covid / Wikimedia Commons

Su hija le contagió a Miguel y después el virus se expandió "por toda la família -6 miembros-", lamenta, emocionado, el anestesiólogo. Incluso se vió afectado su "nieto de 15 años, que aún está con fiebre". La mayoría de los componentes de la familia ingresaron de urgencia, pero afortunadamente no se lamentaron víctimas mortales. No obstante, Miguel aún sigue luchado por su vida ingresado en el Hospital Doctor Peset.

"Veo las radiografías y me asusto"

El transcurso de la enfermedad fue repentino para Miguel: "El 29 me hice la prueba PCR y el día 1 estaba ingresado con una neumonía doble, en los dos pulmones". El anestesiólogo ha tenido la suerte de que "mis compañeros estaban luchando por mi", pero la afección que le ha producido la nueva cepa le sorprendió muchísimo: "Veo las radiografías y me asusto. Soy médico y entiendo lo que tengo".

Por suerte, Miguel dice tener una buena capacidad pulmonar y "no ha hecho falta entubarme, eso me habría matado", suspira. Pese a que ahora está mejor, se nota muy fatigado y se le ha "atrofiado todo". 

La nueva cepa, "una efermedad del demonio"

Miguel ha aprovechado el comunicado para transmitir su punto de vista sobre la nueva cepa británica de coronavirus: "Esto es una enfermedad del demonio", afirma tajante. "Hay que luchar contra ella con todas las fuerzas. Basta bajar la guardia en un momento determinado y ya te has contagiado, donde menos te lo esperas", ha añadido.

"Yo tengo 61 años. Están haciendo un trabajoformidable conmigo. Si fuese una persona un poco más mayor o con otra patología cardíaca o pulmonar, el tiempo medio de vida son dos días", lamenta Miguel. Por ello, el anestesiólogo pide a la ciudadaía "ser prudentes y guardar las distancias, pero no acobardarse". Eso sí, "no os relajéis. Se trata de la cepa inglesa, una varante muy contagiosa, mucho más que la otra". Finalmente, Miguel avisa: "Esto va a ir a más si no lo paramos entre todos"