La Guardia Civil ha liberado a una chica de 26 años y de nacionalidad rumana que estaba secuestrada en un piso de Monzón, en Huesca. El presunto autor del secuestro, un hombre de 36 años y vecino del mismo municipio, y que se encontraba en el mismo piso, ha sido detenido como autor de los hechos.

A la chica la salvaron el viernes 16 de agosto, después de que consiguiera ponerse en contacto con su familia en Rumania. Estos avisaron a la policía rumana, de que pasó la información a la Guardia Civil. Entre los dos cuerpos pudieron determinar en menos de seis horas el lugar donde la chica podía estar retenida: un piso de la localidad aragonesa de Monzón.

El detenido también traficaba con drogas

Una vez conseguida la autorización judicial pertinente, la Guardia Civil entró en el domicilio y encontró, en el interior, una mujer que presentaba heridas en los brazos, compatibles con una agresión con arma blanca, y el supuesto autor de los hechos.

Además, en una habitación cerrada con llave, los agentes encontraron la documentación de la víctima y varias cantidades de cocaína y marihuana, además de dinero en efectivo y anotaciones de posibles transacciones.

Con todo eso, el detenido está acusado de los presuntos delitos de detención ilegal, lesiones, maltratos y tráfico de drogas. El juez de guardia lo ha dejado en libertad en cargos.