Un conductor y su acompañante han protagonizado una grave imprudencia en su vehículo que puede llegar a ser fatal. Ninguno de los dos lleva el cinturón y, además, este último lleva a un bebé en brazos, también sin ningún tipo de protección.

La imprudencia la han grabado las cámaras del helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT) y, en caso de accidente, supondría la muerte directa de los tres ocupantes del vehículo.

Campaña especial de vigilancia

Estas imágenes llegan después de que la DGT anunciara este lunes una campaña especial de vigilancia sobre el control del uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.

La campaña busca concienciar a todos los ocupantes del vehículo sobre la importancia del cinturón, ya que se considera el elemento de seguridad pasiva más eficaz del vehículo y lo que salva más vidas.

Según cifras de la DGT, el año pasado un 23% de las personas que murieron en las carreteras que viajaban en un coche o un camión no llevaban el cinturón de seguridad en el momento del accidente.

Esta campaña especial de vigilancia finalizará el 6 de octubre.