Los voluntarios del Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM) de Ceuta ha localizado en las aguas próximas al litoral ceutí un ejemplar de medusa gigante que es muy poco frecuente en esta zona y cuya presencia se asocia con el cambio climático.

El ejemplar es una "Rhizostoma Luteum", una especie que puede llegar a pesar 40 kilos y a medir hasta 60 centímetros. A pesar del tamaño de esta especie su picadura únicamente causa una leve irritación.

El ejemplar ha sido localizado este fin de semana en aguas próximas a la playa del Sarchal de Ceuta y el mismo había sido hallado en lugares como las costas de Murcia, Almería, Granada o Málaga, pero no había registros de un ejemplar de estas características en Ceuta.

Su descubrimiento ha sido mencionado en la literatura científica en pocas ocasiones debido a que algunos investigadores incluso ponían en duda su existencia. Fue en el verano de 2012 cuando fueron observados unos 50 ejemplares en la costa española del Mediterráneo, demostrando así definitivamente su existencia.