La distribución de la cocaína en Catalunya ha quedado tocada después de este martes. Los Mossos d'Esquadra han desplegado, con la colaboración de la Europol, una macroredada contra un entramado de personas, la mayoría de nacionalidad española, que se dedicaban en venta de esta droga por toda la comunidad y para las Islas Baleares.

Desde las seis de la mañana, y bajo la tutela del juzgado número 1 de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), decenas de agentes de los Mossos d'Esquadra han registrado un total de trece viviendas, entre pisos y despachos profesionales, en diferentes puntos de Catalunya.

Blanqueo de capitales

Se han detenido un total de once personas que, según las investigaciones, están relacionadas con el blanqueo de capitales derivados de la venta de cocaína.

La División de Investigación Criminal hacía meses que iba detrás de esta banda y hoy por la mañana han entrado en pisos de Barcelona, del área metropolitana, de Salou y Valls; en Tarragona, de la Seu d'Urgell, en Lleida, y de Mahón, en las Islas Baleares.

Uno de los detenidos, en Barcelona

Una de estas entradas se ha hecho en un piso del Eixample de Barcelona. Según los vecinos, se trata de una empresa de inversiones donde también vivía una familia de cuatro personas. El padre, un hombre muy fuerte, ha sido detenido porm los Mossos d'Esquadra y sacado del edificio tapado con una capucha y custodiado por agentes del ARRO de los Mossos.

La operación policial, que nace de un juzgado de Sant Boi y lleva el nombre de Smile, según han explicado fuentes policiales, no se da por acabada y sigue bajo secreto de actuaciones. La policía tiene otros objetivos y no descarta nuevas detenciones. Los detenidos pasarán a disposición del juzgado que lleva la investigación entre mañana y jueves