Un gato llamado Cinderblock se ha vuelto viral debido a que padece obesidad mórbida, pero se ha puesto bajo una dura rutina de entrenamiento para bajar los kilos de más.

Cinderblock es originario de Washington, EEUU y se encuentra inscrito en un programa de reducción de peso. Sin embargo, el felino ha tomado una actitud más bien vaga a la hora de enfrentarse a los ejercicios y, tal y como puede verse en las imágenes, solo usa una pata para completar la actividad mientras maulla.

Su obesidad mórbida se debe a que el gato estaba sobrealimentado por su anterior dueño. El actual, lo ha llevado al Hospital Veterinario Northshore en Bellingham, cerca de la frontera con Canadá, donde proporcionan al animal una cinta de correr bajo el agua para proporcionarle rehabilitación física.

El hospital compartió un video en Facebook de Cinderblock maullando mientras usaba perezosamente la cinta el pasado 19 de octubre y más de 2.2 millones de personas ya lo han visto.