Spencer Boston, de 20 años, estaba en la corte el lunes en el condado de Wilson, Tennessee, enfrentando un simple cargo de posesión de marihuana, según el teniente del Departamento del Sheriff del condado de Wilson, Scott Moore. Pero cuando se puso de pie para enfrentar al juez Haywood Barry, comenzó a expresar sus puntos de vista sobre por qué debería legalizarse la hierba.

Y para ampliar su alegato, metió la mano en su chaqueta y sacó un porro. Luego sacó una caja de fósforos y lo encendió. Boston inhaló varias veces antes de que el personal de seguridad se diera cuenta de lo que estaba sucediendo. Detuvieron a Boston y lo escoltaron fuera de la sala del tribunal.

Sin embargo, no había terminado. Antes de salir, se dirigió a la galería y declaró: "¡La gente merece algo mejor!". La sala del tribunal se echó a reír. 

Boston fue acusado de conducta desordenada, posesión de marihuana y desacato a la corte por sus acciones. Actualmente, cumple 10 días en la cárcel. Su próxima vista está programada para el 14 de abril.