Parece que todos los términos que acaban en "ing" sean cosas malas. Hace unos años se puso de moda el balconing (saltar desde un balcón a una piscina), y un tiempo después el mamading (hacer muchas felaciones a hombres en poco tiempo para conseguir barra libre en las discotecas).

Ahora ha llegado el fenómeno del faroling: subir a una farola para demostrar las habilidades gimnásticas. Esta nueva e imprudente moda ha llegado a las Canarias, donde ya se ha cobrado una víctima, que ha acabado en urgencias.

Ella en urgencias y la farola rota

Según se puede observar en un vídeo, que ya se ha hecho viral en las redes sociales, una chica se cuelga de una farola de la calle en la localidad de Corralejo (Fuerteventura). Después de unos instantes intentando enseñar sus dotes gimnasias, la protagonista del clip acaba de una forma poco agraciada: cayendo.

La chica ha tenido que ser trasladada al hospital de urgencia, a causa del impacto contra el suelo. Además, ha roto material urbano.

Críticas y debate

Algunos usuarios de las redes sociales han criticado duramente este vídeo, ya que la nueva moda de los turistas en las islas estropea el mobiliario urbano de la ciudad y da una mala imagen. Además, lo que hacen es peligroso, ya que si no coordinan bien y caen pueden quedar heridos de gravedad. Ahora habrá que ver cómo evoluciona esta estrafalaria moda, de cara a la temporada alta de turismo.