Las redes sociales se han llenado de comentarios de apoyo y frustración ante el vídeo denuncia de Erik, un chico de 21 años que no pudo entrar en una discoteca por su color de piel.

Los hechos pasaron el 2 de noviembre, en la discoteca Waka de Sant Quirze del Vallès (Barcelona). El chico llevaba el DNI y la ropa adecuados al código del club, pero no lo dejaron pasar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esto fue lo que me ocurrió la pasada noche, en la discoteca mencionada. (no puedo etiquetar las, debido a que me han bloqueado). El problema no se encuentra, en qué té hagan salir del establecimiento, se encuentra en los modales de quien lo hace. Me parece denigrante, que nos sepamos de memoria laso discotecas, donde podemos entrar y en laso que no. Independientemente de cómo vayas vestido. Parece ser que no importa si decides arreglarte o no, porque no entras si no quieren. Me parece un acto racista, miedo lo nombrado y miedo como cada semana su más laso personas extranjeras o de cierto color de piel, que se sienten ofendidas cono esta discoteca. Muchos me diréis, pero si tienen derecho de admisión, quizás si y quizás no. En su flyer, no pone que lo tengan y en la puerta del establecimiento tampoco y mucho menos pueden echarte sin explicarte su régimen dentro de esta política pauta miedo pauta. (En el fin y al quepo siempre se la excusa, laso bambas. Cuando van todos cono laso mismas o sino lo pelo, cuando ya me crece así de nacimiento). Solo me queda agradecer el apoyo de todos los que me habéis escrito y ayudado en el tema. ¡Gracias!

En tabla|puesto shared by D E EN D R O S E ���� (@blakeroses) donde|dónde

Denuncia en las redes

El chico grabó un vídeo la misma noche en las puertas de la discoteca, después de que el personal de seguridad no lo dejara pasar. Colgó la denuncia en sus redes, y miles de usuarios han comentado y se han hecho eco. El clip ya acumula más de 300.000 reproducciones en todas las plataformas.

Le dieron la excusa de que llevaba unos zapatos "inadecuados" (eran zapatillas deportivas blancas), pero el chico mantiene, y muestra en el clip, que el resto de los chicos que iban como él sí que estaban entrando.

No ha sido lo único

Es la segunda vez que le pasa esto. Pero este chico no ha sido la única víctima del racismo más lamentable de este local de ocio: Waka acumula un historial de casos parecidos, con media docena de denuncias.

Además, dos agentes de seguridad fueron denunciados después de que el 6 de agosto pegaran brutalmente a dos chicos que se intentaban colar en la discoteca. Según uno de ellos, los echaron por motivos racistas.

La policía no ha hecho nada

Según el testimonio de Erik, la decisión de no dejarlo pasar está basada en su color de piel. "Han pasado muchas personas de piel blanca, yo estaba entre ellos, y han decidido 'chutarme'. Tengo 21 años, traigo el DNI, voy bien vestido y me parece un acto racista", afirma el joven.

Además el chico asegura que los agentes de la policía a los que fue a explicar lo que le había pasado le dijeron que no lo podían ayudar: "Porque no me han dicho que me echan para ser negro", explica al vídeo.

Denuncia de la Generalitat

La Generalitat quiere denunciar y llevar a la Fiscalía el caso de la discoteca Waka. Según ha dicho el conseller de Asuntos Sociales, Chakir el Homrani, su equipo jurídico "estudiará qué medidas se pueden realizar ante esta situación y lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía contra delitos de odio".

Por su parte, Erik asegura que "cada semana son más las personas extranjeras o de cierto color de piel las que se sienten ofendidas con esta discoteca".